Follow by Email

martes, 25 de diciembre de 2012

Hoy paseé sin rumbo

Hoy paseé sin rumbo por las calles
y mis pasos me llevaron a la ermita
en las calles florecen los jazmines
y el cielo solo llora agua bendita

En la iglesia volaron las palomas
y tocó la campana un ermitaño
un eco sonó en la lejanía
unido a las plegarias de un rosario

Quiero quedarme aquí eternamente
y perderme entre los valles y las lomas
ver nacer las flores de algodón de los cerezos
y el vuelo sutil de las palomas

Dibujar el sol entre las nubes
y en la bruma divisar la serranía
pintar un arcoiris de colores
y aspirar el aroma de la vida

El caminante

¿Dónde fue el caminante
que le buscan sin cesar?
que le confundió la noche
que le confundió una estrella
y se fundió con el mar.

Quizá no quiso encontrar
las huellas de aquel camino
quizá buscó otro destino
donde descansar su miedo
entre el tibio mar y el cielo
para volver a empezar.

Buscó una estela de plata
donde riela la luna,
compñaera de la noche,
envuelta en olas de espuma
para poder descansar.

Las sirenas arrullaron
con su canto al caminante
no necesitó estandarte
ni comitiva en compaña
la luna es quien le acompaña
en su paseo por el mar.

sábado, 13 de octubre de 2012

Sueños

Quise soñar y no pude
quise volar y no supe
quise alcanzar las estrellas
una a una, todas ellas.

Quién me compra estas quimeras
que caras las he comprado
las vendo muy baratas
por no haberlas alcanzado.

¡Venid todos a pujar!
que aquí estoy esperando
antes que duerma la luna
y el sol se haya apagado.

En las veredas del tiempo
yo quisera haber grabado
la nostalgia del futuro
los recuerdos del pasado.

Con lapicero de plata
para que el viento y la lluvia
no borren lo demandado.

Quisera atrapar el tiempo
y retenerlo en mis manos
parar las horas, los días
y que duerman en otoño
las hojas del calendario.

Varar mi barca en la arena
tejer unas velas blancas
a la luz de las estrellas.

El cielo se desplomó
y rodaron las estrellas
rosas de agua nacieron
y fuendieronsé en la noche
la luna con todas ellas.

Quise soñar y no pude
quise volar y no supe
quise alcanzar las estrellas

pero todas se apagaron
con el velo de la niebla

Esperanza

Cada cuatro años
espero con esperanza,
que nazacan las ilusiones
que no las dejen morir.

Que el sol caliente en invierno,
que no crezca la ignorancia
para volver a ser siervo.

Cada cuatro años pedís mi voto,
cada cuatro años os lo concedo
yo os lo doy todo
¿y vos qué me dáis? nada...

Habéis cerrado las ventanas
que yo abrí de para en par
de la noche a la mañana.

Libertad sin libertad
los sueños se desvanecen
y el grito hasta la llanura
lo recoge el continente
donde no llega la voz
que se hace sorda y silente.

No quiero que la tormenta
frunza el ceño de mi frente,
con orgullo y sin prejuicios
reclamo la libertad,
derecho de nuestros hijos
de los tuyos, de los míos.

¡Qué se rompan las cadenas
de pobreza y de ignorancia!
pero siempre con palabras
ni un soplo de aire violento
más no dejéis que el silencio
os haga volver a ser siervos.

martes, 10 de julio de 2012

Mi casa solariega


A mi casa  solariega
la guarda un robusto  bosque 
de frondosos abedules
y de cedros de alto porte.

Geranios  de mil colores
van anunciando el camino
y los lirios asustados
 se esconden entre los tilos.

Una parra ensortijada
pide permiso a la hiedra 
para asomar sus racimos
 que entre las hojas verdean.

Rosales en la ventana
geranios ante la puerta 
y bancos de tornaforja
que entre paseos se asientan.

A un rosal en la mañana
el  rocío le despierta
y el sol con sus tenues rayos
va calentando la tierra.

Detrás de la celosía
una dama entristecida
suspira y llora a la vez
¿que fue  de su caballero?

Ya  no llamará a su puerta
ni mañana, ni hoy, ni ayer
y  en las  sombras del jardín
ya no está su silueta.

Ya no habrá fecha de boda
ni días de aniversario 
ni testimonio de amor
ni estrellas que resplandezcan.

No  cruzará la cancela
ni te ofrecerá  una rosa
que eran como  tus mejillas
sonrosadas y de seda.

Mas ... no cerraré  las cortinas
¡que entre la luz a raudales!
en mi casa  solariega
que entre el sol  por mi ventana
y que se lleve mi pena.

Que yo seguiré bordando
ajuares de fino hilo
con encajes de Sevilla
y las sábanas de seda
y la mantilla de novia
un regalo de la abuela.

miércoles, 4 de julio de 2012

La amistad

A mí siempre me enseñaron
que hay una ley la franqueza
y solo un rey, la verdad,
que la mentira sea blanca,
y siempre para ayudar.

No quiero los eufemismos
al vino vino y al pan pan,
quien elija ser mi amigo
siempre tendrá  mi amistad
que no me amparo en silencios
las virtudes por delante
los defectos por detrás.

Así  es como yo catalogo
a mis amigos 
los que  lo son de verdad,
no me gusta  que me engañen
y menos  con la amistad,
no  me gusta  ser paloma
ni tampoco  gavilan.

La  amistad no se  mendiga
solo  se mendiga  el pan
si el corazón  está  triste
por a esta traicionar,
de cerca  y en la distancia
nunca le abriré la puerta
y cerraré  las ventanas
abiertas de par en par.

Yo nunca le pedí nada
solo franqueza y lealtad
con vergüenza y sin palabras
solo se mendiga el pan.

jueves, 28 de junio de 2012

Ave rapaz

No soy ave rapaz ni soy paloma
pero tengo alas lo mismo que las aves,
yo  quisiera volar  por las alturas
y borrar  del mundo  sus necias  vanidades.

Dejar atrás  llanto y penumbra
y con el alma tibia de bondades,
surcar  montañas,  los  valles y los mares
y reposar mi cabellera en el verdor de tus altares.

Yo no vengo de un mundo  inteligente
y añoro la paz que tu respiras,
no creo en las verdades de la gente
que confunde la verdad con la mentira.

Crestas de nieve se funden en tu nido
y en nubes de algodon se arropan tus polluelos,
yo cambiaría mi tierra por tu cielo
y seguiría a tu estirpe volando a ras del suelo.